Agujas circulares

Teje, y ¡que lo sepa todo el mundo!
Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Reddit

Una amiga me regaló hace poco un par de agujas circulares que tenía de su abuela. Nunca había trabajado con ellas, pero son perfectas para hacer cuellos y piezas redondas sin costuras.

Las agujas circulares son dos puntas rígidas, que al igual que otras agujas de calceta pueden ser de metal, plástico o madera, unidas por un cable de plástico flexible. Hay distintos tamaños, por eso es importante elegir la correcta para el grosor de la lana elegida y para el tamaño de la prenda que queramos tejer.

La elección del grosor sigue las mismas pautas que en cualquier otro tipo de aguja. Normalmente la lana ya marca el número de aguja que se recomienda, y si queremos que el punto quede un poco más suelto y jugoso, podemos incrementar un par de números.

Por lo que respecta a la longitud de la aguja, es recomendable que sea unos 10 cm más pequeña que la circunferencia que queramos calcetar, ya que si la aguja es demasiado larga los puntos se estirarán, no se deslizarán bien y la labor será mucho más difícil de trabajar.

Una vez elegida la aguja, tejer es muy sencillo. Para montar los puntos se utiliza el mismo proceso que con dos agujas. Se van montando los puntos en uno de los extremos de la aguja circular hasta llegar al número deseado. Se distribuyen uniformemente a lo largo de todo el cable hasta llegar a la otra punta, asegurándonos de que no quedan retorcidos.

Es importante marcar el inicio de la labor con un marcador o con un hilo de otro color, ya que al ir tejiendo en redondo es fácil perder la referencia de donde empieza cada vuelta. A partir de ahí comenzamos a tejer cada vuelta.

La característica de las agujas circulares es que la labor se trabaja siempre del mismo lado (del derecho). Esto es algo que hay que tener en cuenta a la hora de hacer los puntos. Si las instrucciones para hacer un punto o motivo están pensadas para trabajar en dos agujas y cambian según trabajemos el derecho o el revés de la labor, habrá que tenerlo en cuenta en las labores circulares, y hacer los cambios apropiados. En las instrucciones del punto por el lado del revés, habrá que tejer del derecho los puntos que indica tejer del revés y viceversa.

Consultora de comunicación, redactora y apasionada del “knitting” y el crochet.