Calcetar también es para el verano…

Teje, y ¡que lo sepa todo el mundo!
Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Reddit

Si alguien pensaba abandonar las agujas cuando llegue el buen tiempo, que se lo vaya quitando de la cabeza (que diría mi amigo Raúl Bartolomé)!! Si os dais un paseo por las tiendas o por las páginas de las principales marcas de lana, veréis la variada oferta de hilos que están saliendo para la temporada primavera-verano. Aquí os hablo de algunos de los que más me gustaron.

Rowan es una de mis marcas de lana favoritas. La calidad de sus hilos es excepcional y para la temporada de primavera-verano tiene propuestas muy acertadas.

El Cotton Glacé (100% algodón), el Wool Cotton 4 Ply (50% algodón y 50% merino) o el Creative Linen (50% algodón y 50% lino) son tres opciones de hilos de origen natural que se presentan en más de veinte colores diferentes y que pueden servir para tejer todo tipo de prendas para el verano.

Pero mis “top four” de esta marca son el Purelife Revive, el Summer Tweed, el Summerspun y el Denim.

El Purelife Revive es un hilo fabricado con seda, viscosa y algodón reciclados. Su aspecto, un tanto rústico, recuerda a los tejidos de tweed, y se puede comprar en 14 colores diferentes, desde tonos grises o crudos, hasta otros más vivos como fucsias.

También efecto tweed es lo que se consigue con Summer Tweed, compuesto por un 30% de algodón y un 70% de seda. La textura es muy agradable y la carta de colores, con 25 tonos, incluye desde un suave blanco roto hasta llamativos rojos y lilas.

El Summerspun es una lana 50% merino mezclada con 50% de algodón, también ideal para prendas de primavera y verano. Este hilo se ha creado enrollando un extremo de algodón con otro de lana. El resultado es un sutil efecto de rayas en diferentes tonos, dentro de la misma prenda. La carta de colores tiene una docena de opciones.

Y por último un hilo muy original, el Denim. Es 100% algodón y la novedad es que se comporta igual que la tela vaquera: encoge en los primeros lavados y el color se va desgastando poco a poco. Se presenta en cuatro colores: tres tonos de azul y un crudo.

Lanas Stop también tiene una variadísima oferta para la temporada primavera-verano 2013. Un montón de opciones de algodón 100% en diferentes grosores y con amplias cartas de colores: Ada, Algodón Soft, Cable, Ciro… También algodones egipcios mecerizados, con un acabado más brillante, como Giza, Lima o Sirena. Linos, perlés…

Mi selección de cuatro es Moon, Indigo, Spray y Yukón.

Moon es un hilo de lino 100%, con una textura ligeramente de cadena y con ocho tonos bastante clásicos: blanco, arena, negro, azul, ocre, marrón claro y rojo coral. Es un material fresco y perfecto para chaquetas o tops de verano.

Indigo pertenece a la Natural Line de Lanas Stop y es un hilo 100% algodón. Lo hay en un único tono, azul denim oscuro… un color perfecto para prendas básicas y de fondo de armario.

Spray, también 100% algodón, por el contrario es un hilo jaspeado, con un cierto efecto rústico, que se presenta en colores más arriesgados. Aunque hay los tradicionales negros o crudos, también se puede encontrar en rojo o en verde menta, personalmente mi opción número 1.

Para labores en colores vivos y veraniegos, mi apuesta es Yukon, un algodón que se puede encontrar en tonos como azul eléctrico, rosa chicle o amarillo limón.

Y por último, mis preferidos en Lanas Katia, que sigue innovando en estampados y texturas y que también tiene una amplia variedad de algodones, linos y lanas adaptadas para la temporada de calor.

Mi voto va para Zanzibar, Linen, Bamboo y Degradé Sun.

Aunque nunca suelo optar por lanas 100% acrílicas, el modelo Zanzibar me parece una apuesta divertida para el verano. Es un hilo para tejer con agujas de 12 a 15 mm y especialmente adecuado, a mi parecer, para prendas sueltas o muy caladas. Hay siete opciones de tono, cada una de ellas con atrevidas combinaciones de colores… mi elección es el de la foto.

Linen es un hilo que mezcla 53% algodón con un 47% de lino. Tiene un acabado con un jaspeado suave y los tonos (trece en total) son clásicos y discretos, por lo que es una buena elección para tejer chaquetas o sweeters básicos, que se puedan combinar con gran cantidad de prendas.

Bamboo, 60% hilo de bambú y 40% algodón, es también ideal para este tipo de piezas más ponibles, para prendas de niños y también para ropa de hogar. La carta de colores es mucho más amplia, con 27 tonos que incluyen desde colores básicos hasta otros más alegres, como el verde marujita, el amarillo o el fucsia.

Para finalizar ya, el Degradé Sun, un hilo 100% algodón egipcio que se puede comprar en cinco bonitos tonos de degradado.

Ya veis, hay opciones para todos los gustos!! Así que a seguir tejiendo!

 

 

 

Consultora de comunicación, redactora y apasionada del “knitting” y el crochet.