Recuperar prendas apelmazadas

Teje, y ¡que lo sepa todo el mundo!
Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePin on PinterestShare on Reddit

Una de las normas básicas en el cuidado de las prendas de lana es lavarlas en agua fría. Las escamas de la lana se encogen con el calor, por eso, si lavamos en agua caliente, nuestros jerseys, chaquetas, vestidos… se apelmazarán y quedarán más pequeños.

Pero si has cometido un error y has lavado alguna prenda de lana con agua demasiado caliente, aquí te dejamos también algunos trucos para recuperar su esponjosidad:

– Cuece judías blancas o alubias y cuando el agua de la cocción esté fría, mete a remojo la prenda. Lira in wonderland explica que el almidón que desprendieron las judías se traslada a la lana y ésta recupera su textura.

– En soy manitas proponen lavar con agua y champú, dejar la prenda un cuarto de hora a remojo y colgarla sin escurrir.

– Otro truco que recomiendan en páginas como trucosdelhogar  es introducir la prenda en una mezcla de un litro de agua, una cucharada de amoníaco, otra de esencia de trementina y otra de alcohol. Pasadas un par de horas aclárala con agua y unas gotitas de amoníaco.

– Una receta alternativa es remojar la prenda en agua tibia y bicarbonato durante un par de horas y enjuagarla luego con agua a la misma temperatura.