Cómo teñir prendas de lana

lana_natural_teñidaLo primero que hay que saber antes de teñir una prenda es si el tejido es apropiado para absorber el tinte.

Como explican en el blog Madame Macabre o en Como hacer para, por lo general, los tejidos naturales como la lana, el algodón, el lino, la seda, el esparto o el cáñamo absorben bien, mientras que los sintéticos, no. Si la prenda tiene un alto porcentaje de fibras acrílicas, el color resultante será más claro e incluso puede quedar a diferentes tonos, por lo que no es recomendable su teñido.

Por lo tanto, antes de teñir una prenda de lana hay que consultar su composición y asegurarse de que sea 100% lana.

Preparación de la prenda: antes de teñir hay que lavar bien la prenda para eliminar todas las manchas. Si quedan manchas, aunque el tinte las cubra, es posible que se noten y el teñido no quede uniforme.

Si no es posible eliminar alguna de las manchas, otra opción es decolorar la prenda con un producto destinado a tal fin.

También es recomendable, siempre que sea posible, retirar botones, hebillas, cremalleras… ya que pueden ser un obstáculo para el tinte y dejar zonas mas claras o mal teñidas.

Proceso de teñido: 

Publicidad


Antes de comprar el tinte, hay que pesar la cantidad de ropa que vamos a teñir. Normalmente, en las cajas viene indicada la cantidad de tejido que se puede teñir con cada sobre.

Las prendas de lana hay que teñirlas a mano, puesto que el manipulado del la prenda tiene que hacerse suavemente para que la fibra no se apelmace ni encoja, algo imposible de controlar en la lavadora.

Siguiendo las instrucciones del fabricante, se mezcla el tinte con el agua (normalmente hirviendo) y se introduce la prenda. El agua debe ser la suficiente para cubrir perfectamente todo el tejido y permitir su movilidad dentro del recipiente. Es importante tratar la prenda con mucha delicadeza, sin remover bruscamente. 

Para ayudar a fijar el tinte, hay que usar algún mordiente, que por lo habitual suelen ser el sal y el vinagre. En el caso de la lana, se usará sólo vinagre, y nunca se verterá en el recipiente con la prenda dentro, ya que podría dejar manchas. Así que, se saca la prenda, se vierte el vinagre en el recipiente con el tinte, se remueve y se vuelve a meter la prenda, que se dejará a remojo varias horas.

Tintes naturales: Para teñir, también se pueden usar tintes naturales, que no tienen ninguna substancia tóxica ni elementos químicos. Como explican en este post de Aires de Cambio, la naturaleza nos ofrece un montón de plantas, flores, frutas y verduras que pueden servir para cambiar el color de nuestras prendas o darles una nueva vida.

tintes

También podéis consultar la publicación Taller de tintes naturales para lana: guía práctica, que explica desde el uso histórico que se ha hecho de los tintes naturales, hasta como tratar las plantas para obtener los tintes, que substancias se pueden usar como mordientes o como preparar el tinte.

Secado: Una vez se ha retirado la prenda del tinte, para su secado, lo mejor es, primeramente, escurrir bien el tejido. Para esto, se puede envolver en toallas viejas e ir enroscando la prenda entre las dos toallas, para eliminar el exceso de agua.

Para ponerlo a secar, nunca colgar la prenda en vertical, ya que el tinte se podría correr y dejar líneas de diferente tono. Lo mejor es poner el tejido en horizontal sobre una tabla, una mesa o una rejilla… y siempre al aire y en una zona de sombra (¡¡¡nunca al sol!!!).

Lavado de una prenda teñida: Cuando se ha teñido una prenda, de lana o de cualquier otra fibra, es habitual que en los primeros lavados suelte algo de tinte, por lo que puede manchar otra ropa. Para evitarlo, lo mejor es lavarla por separado durante un tiempo, hasta que comprobemos que ha dejado de perder color.

También se puede usar algún producto para que las prendas no destiñan. En Soy Manitas recomiendan el zumo de limón y en hogar.uncomo dan varias recetas con sal, vinagre y ácido bórico.

Publicidad