Punto del derecho

El punto del derecho es el más común y el más fácil de tejer, por eso es con el que suelen empezar todos los que se inician en la calceta.

Punto del derecho

Para tejer este punto, el hilo tiene que estar por detrás de la aguja. La aguja con los puntos montados se sujeta con la mano izquierda, mientras que la derecha sujeta la aguja vacía, con la que vamos a trabajar.

La aguja derecha se introduce en el punto por debajo de la aguja izquierda, de delante a atrás, de manera que las agujas forman una x (en la que la aguja derecha está por debajo de la izquierda).

Con la mano derecha se envuelve el hilo por encima de la aguja derecha, en el sentido de las agujas del reloj, y se desliza esa nueva lazada por dentro del punto de la aguja izquierda.

Los nuevos puntos que se van creando con esta técnica se quedan en la aguja derecha, hasta que la izquierda quede vacía. Al terminar la hilera, la aguja derecha (con los nuevos puntos) pasa a la mano izquierda y la vacía, nuevamente a la derecha. Así se van tejiendo todas las hileras.

<<< Volver a los Puntos de Calceta

Publicidad